Please download to get full document.

View again

of 3

Entrevista a Joan Subirats: Nuevas formas de pensar lo urbano

Joan Subirats es profesor catedrático en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y codirector del Instituto de Políticas Públicas y de Gobierno (IGOP). Derecho a la Ciudad: Últimamente se ha
0 views3 pages
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Documenttranscript
    Entrevista a Joan Subirats: “Nuevas formas de pensar lo urbano"   Juan Mérida 2   Joan Subirats es profesor catedrático en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y codirector del Instituto de Políticas Públicas y de Gobierno (IGOP). Derecho a la Ciudad:  Últimamente se ha comentado en palabras de Jordi Borja o David Harvey, otros académicos que han estudiado los procesos urbanos, que es hora de que la ciudad rodee el Estado, ¿qué opinas respecto a esto? Subirats:  Bueno yo creo que Jordi y David Harvey en parte es de que seguramente los elementos de más innovación, de más transformación donde se concentran más las contradicciones en el momento en el que estamos, de cambio de época. Son en las ciudades y allí es donde están más en juego la capacidad de cambio. Los Estados tienen un nivel de rigidez, de maquinaria que les hace muy difícil que pueden ser instrumentos tan ágiles y receptivos a las dinámicas de cambio. Entonces la idea de que las ciudades son palancas de transformación, observatorios de cambio, generadores de conflicto positivos en el sentido de que hacen avanzar las cosas, yo creo que es la idea que expresan tanto Jordi Borja como David Harvey. Yo estoy bastante de acuerdo. Es decir, en el fondo hay un cierto debate a nivel internacional sobre como las dinámicas de gobierno global pueden avanzar más a través de la articulación y las redes entre ciudades que no a través de lógicas de relación entre Estados. Hay un libro último de Benjamín Barber habla de porque los alcaldes deberían gobernar el mundo. Si quieres es exagerado pero que ya marca esa idea de esa conexión; el alcalde de Quito, de Bogotá, de Nueva York, de Barcelona, tienen más en común que los presidentes de Ecuador, de Estados Unidos o de España. Esa capacidad de encontrarse a partir de problemas concretos y de generar dinámicas de respuesta puede ser un elemento a seguir en el futuro. Derecho a la Ciudad : Y en ese sentido vemos un mayor distanciamiento del cuerpo del Estado, el gobierno, con la sociedad civil. ¿Crees que a través del municipio esa relación se podría reforzar? Subirats : Toda la dinámica de aproximación a la diversidad, a la heterogeneidad, al pluralismo, está muy contenida en la ciudad. La ciudad el lugar de convivencia entre extraños. Allí es donde las dinámicas de personalización, de respeto de la autonomía individual, de capacidad de recoger ese elemento de pluralidad y diversidad es muy importante. En muchos casos, la calidad de los servicios viene determinada por esa capacidad de personalización. Entonces el Estado tiene una lógica mucho más fordista, mucho más homogeneizadora. Trabaja con categorías que hace muy 2  Colectivo Derecho a la Ciudad.   difícil que recoja esa diversidad. Desde la ciudad como no se parte de las categorías y las competencias sino más desde los problemas, es más fácil recoger esa llamada de relacionar calidad de servicio y de prestación con implicación y empoderamiento de la gente y, al mismo tiempo, capacidad de participación. De no ser solamente un cliente, un receptor de esos servicios. Derecho a la Ciudad:  Hablamos de cómo se gestionan los recursos y la relación con los procesos de participación. En un momento en que como ya auguraba Lefebvre en los sesenta, esa urbanización planetaria, y vemos casos como las aglomeraciones de Quito o Bogotá. ¿Cómo se puede realmente generar procesos de participación? ¿Cómo se puede ejercer el derecho a la ciudad en ciudades cada vez más extensas y en donde cada vez existe una dependencia mayor a recursos externos? Subirats:  Yo creo que deberíamos buscar unas fórmulas que recojan esa proximidad y empoderen a las comunidades con más cercanía, siendo el gobierno de las ciudades necesariamente más redistribuidor y más capaz de evitar la segmentación interna. Es decir, aquí en Quito es muy distinto vivir en San Roque o en El Valle y todo es Quito. Entonces si tú refuerzas los elementos de descentralización y que esto seguramente permitiría que las distantes realidades que existen tuvieran un nivel de apropiación de esas políticas mayor, y eso es positivo, al mismo tiempo esto genera más distancia porque los recursos están desigualmente distribuidos. Por lo tanto, no es tan importante que la el gobierno de la ciudad garantice de manera homogénea los servicios en todas partes como que compense las desigualdades de srcen que existen. Como dice Amartya Sen, recojamos las diferencias de srcen que existen y no hablemos solamente de igualdad de oportunidades sino de diferencias históricas que explican que en San Roque pasen unas cosas y en El Valle otras. De esta manera, el gobierno de la ciudad debería favorecer estos procesos. Es decir, al mismo tiempo que reconocer las capacidades de autogobierno de las unidades más pequeñas en el interior de la ciudad, ser capaz de redistribuir para favorecer equilibrios y evitar que los procesos de segmentación se den. Evidentemente hay un discurso más retórico y buenistas que es el de la mixticidad, etc. Iris Marion Young, una profesora de Chicago, dice que la gente naturalmente tiene tendencia a vivir en un entorno que se ha parecido a sus valores, a sus ideas, a sus recursos y que es muy difícil romper esa lógica y lo que es muy importantes es evitar que esa tendencia natural a vivir entre los que se parecen a ti, acabe convirtiendo el espacio público en barreras y en fronteras. Por lo tanto el papel de la ciudad no es tanto obligar a la mixticidad como generar dinámicas en que el espacio público no segmente sino que permita la mixticidad y la mezcla. Entonces, ¿Cómo aprendemos de esos escenarios de mezcla que permite que la ciudad quede más compensada y evite esos procesos de segmentación? Derecho a la Ciudad:  En este sentido, ¿cómo se podrían articular los diferentes procesos de multigobierno? Subirats:  Existe el peligro de la fragmentación. Osea necesitamos estructuras de gobierno que recojan necesidades de carácter metropolitano que es muy importante que no se segmenten. Estamos hablando de recogida de residuos, de transporte, de elementos básicos como energía,   agua. Son elementos metropolitanos que han de estar regidos desde una lógica pública y con una dimensión que vaya más allá de lo micro. En cambio, los elementos más vinculados a los servicios educativos, de salud comunitaria, elementos de gestión del espacio público, pueden ser perfectamente gobernados desde lo micro. Esa mezcla de macro y micro creo que es muy importante plantear formatos de gobierno de la ciudad que sean compatibles. Luego, debería haber algunos elementos de modelo de ciudad. Claro yo aquí (Quito), no conozco suficientemente el caso. Pero por ejemplo, lo que está pasando en Londres con la idea de que las empresas que quieran trabajar en Londres tienen que asumir una hora de nueve pounds como mínimo, evita luego que la ciudad tenga tantos problemas redistributivos. Incorpora una lógica predistributiva que hace que los equilibrios luego económicos sean mejores sin que la administración local tenga que incluir servicios posteriormente para compensar los desequilibrios. Es decir, por ejemplo en Barcelona con los debates que tenemos en relación a las nuevas formas de gobierno municipal, ¿es imaginable que exista un salario mínimo urbano? o ¿el municipio puede garantizar la calidad de las contratas públicas? Es decir, como trabajamos con los elementos más macros de ciudad y al mismo tiempo permitimos y generamos dinámicas de apropiación más barrial, más desde la cercanía. Esa yo creo que es la tensión. Derecho a la ciudad:  Y ya para ir acabando. El elemento tecnológico que tan de moda se ha puesto en los nuevos modelos de ciudad: las smart cities  (ciudades inteligentes), ¿qué papel puede jugar? Subirats:  Yo creo que si solamente juegan al nivel de incorporar tecnología a lo que ya existe no serán un cambio significativo. Yo sí que creo que la tecnología nos puede ayudar a gestionar de manera más distribuida los formatos de ciudad pero no simplemente incorporando tecnología. Un caso emblemático son los contenedores con un sensor que avisa si el contenedor está lleno. Esto es un ejemplo muy "de martillo" de la tecnología. Es decir, yo no cambio nada del sistema de recogida de residuos y lo que hago es establezco un relato retórico: "es que así ahorramos el hecho de el camión vaya al contenedor sin saber si está lleno". En cambio, lo que aparentemente es mejorar la recogida al final de la cañería de los residuos pero no trabajamos como incorporar tecnología para evitar que se generen tantos residuos. Entonces la aplicación del sensor en ese punto no es reparar las preguntas sino simplemente modificar tecnológicamente las respuestas que ya estabas diciendo. Si hablamos de smart cites deberíamos hablar de smart citizens , de cómo incorporar la inteligencia ciudadana en la gestión de la ciudad y evitar esa mirada tan tecnocrática de consultoría. De cómo trabajo con la tecnología y la aplico donde quiera.
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks
SAVE OUR EARTH

We need your sign to support Project to invent "SMART AND CONTROLLABLE REFLECTIVE BALLOONS" to cover the Sun and Save Our Earth.

More details...

Sign Now!

We are very appreciated for your Prompt Action!

x